VPH 59: VPH tipo 59 en mujeres tratamiento, eliminación

La información de esta sección no debe utilizarse para el autodiagnóstico o el autotratamiento. En caso de dolor u otra exacerbación de la enfermedad, solo el médico tratante debe prescribir pruebas de diagnóstico. Para el diagnóstico y el tratamiento adecuado, debe comunicarse con su médico.
Para una correcta evaluación de los resultados de sus análisis en dinámica, es preferible realizar estudios en el mismo laboratorio, ya que diferentes laboratorios pueden utilizar diferentes métodos de investigación y unidades de medida para realizar los mismos análisis.

Virus del papiloma humano: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

Definición

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de virus que contienen ADN extremadamente comunes y genéticamente heterogéneos que afectan el epitelio de la piel y las membranas mucosas. El virus del papiloma humano pertenece a la familia de los papilomavirus. Se han identificado y descrito más de 190 tipos de VPH. Cada tipo difiere en más del 10% de la cepa relacionada más cercana. De estos, más de 30 tipos de VPH pueden infectar la capa epitelial del tracto urogenital. Dependiendo del potencial oncogénico, virus de alta (tipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59) y baja (tipos 6, 11, 42, 43, 44) oncogénicos el riesgo está aislado.

Los dos tipos de VPH altamente oncogénicos (16 y 18) representan hasta el 70 % de los casos de cáncer de cuello uterino, el 80 % de los cánceres de vulva y vagina, el 92 % del cáncer anal, el 95 % del cáncer de cavidad oral, el 89 % del cáncer de orofaringe, 63% de cáncer de pene.

Al mismo tiempo, el tipo 16 tiene el mayor potencial cancerígeno. Los genotipos 6 y 11 del VPH causan casi todos los tipos de verrugas anogenitales y la mayoría de los casos de papilomatosis respiratoria recurrente, que se presenta principalmente en niños menores de 5 años o en personas de 20 a 30 años.

Causas del VPH

Las enfermedades causadas por el virus del papiloma humano (VPH) son enfermedades de inicio latente, curso crónico persistente y se manifiestan por neoplasias benignas y malignas en la zona de la puerta de entrada de la infección.

La fuente del agente infeccioso es una persona enferma o un portador. El VPH se transmite de persona a persona a través del contacto sexual oral, genital y anal, así como por vía de contacto-doméstico y vertical (de madre a hijo).

El virus del papiloma humano es el único virus que no penetra en la sangre, por lo que el proceso infeccioso continúa sin que se desarrolle una reacción inflamatoria. En el proceso de infección, el virus del papiloma humano infecta las células inmaduras, más a menudo la capa basal, que luego se convierte en una fuente constante de infección de las células epiteliales. La infección se ve facilitada por la presencia de microtraumatismos y procesos inflamatorios de la piel y las mucosas, que conducen a una disminución de la inmunidad local.

El virus puede persistir (presente crónicamente) en el sitio de entrada durante el tiempo que se desee. El período de incubación de la enfermedad puede durar desde varios meses hasta varios años. La mediana de tiempo entre la infección por VPH y el desarrollo de verrugas anogenitales varía de 3 meses en mujeres a 11 meses en hombres. La infección humana puede ocurrir con uno o más tipos de VPH.

El intervalo entre la infección por VPH y la progresión a cáncer invasivo suele ser de 10 años o más.

Infección.jpg

La infección por el virus del papiloma se registra con mayor frecuencia en personas jóvenes que tienen una gran cantidad de parejas sexuales. Según la OMS, el 50-80% de la población está infectada por el VPH, pero solo el 5-10% de las personas infectadas presentan manifestaciones clínicas de la enfermedad.

Clasificación de la enfermedad

No existe una clasificación generalmente aceptada de las verrugas anogenitales (venéreas). Sin embargo, existen varias de sus variedades clínicas:

  • Verrugas genitales;
  • verrugas en forma de pápulas;
  • lesiones en forma de manchas;
  • neoplasia intraepitelial;
  • papulosis bowenoide y enfermedad de Bowen;
  • condiloma gigante Buschke-Levenstein (verrugas genitales similares a un carcinoma).
READ
Libros médicos sobre ginecología y obstetricia por ultrasonido.

síntomas del VPH

  • la presencia de formaciones únicas o múltiples en forma de pápulas, papilomas, manchas en la piel y membranas mucosas de los órganos genitales;
  • picazón y parestesia (trastorno de sensibilidad) en el área afectada; dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia);
  • con la localización de erupciones en la uretra, se observa picazón, ardor, dolor al orinar (disuria); con lesiones extensas en la uretra – dificultad para orinar;
  • grietas dolorosas y sangrado de la piel y las membranas mucosas en las áreas afectadas.

Verrugas en forma de pápulas – erupciones papulares sin protuberancias en forma de dedos, localizadas en el epitelio queratinizado de los órganos genitales.

Lesiones en forma de manchas – manchas de color blanco grisáceo, rojo rosado o marrón rojizo en la piel y / o membrana mucosa de los órganos genitales;

Papulosis bowenoide y enfermedad de Bowen – pápulas y manchas de superficie lisa o aterciopelada; el color de los elementos en las lesiones de la membrana mucosa es marrón o rojo anaranjado, y las lesiones en la piel son de color gris ceniza o negro pardusco.

Condiloma gigante de Buschke-Levenstein – pequeños papilomas parecidos a verrugas, que se fusionan entre sí y forman una lesión con una base ancha.
La papilomatosis respiratoria es una enfermedad en la que se forman papilomas en las vías respiratorias que van desde la nariz y la boca hasta los pulmones.

diagnóstico de VPH

Una infección latente se diagnostica solo con la ayuda de métodos de investigación de biología molecular. La infección subclínica se diagnostica mediante examen de biología molecular, colposcópico, citológico y morfológico.

Para mejorar la visualización de las verrugas anogenitales, se puede realizar una prueba con una solución de ácido acético al 3-5%. La prueba se considera negativa si no hay áreas blancas en la superficie del cuello uterino después del tratamiento con ácido acético. Y positivo al detectar áreas blancas (áreas acetoblancas) en el cuello uterino que son diferentes al resto de la superficie del cuello uterino.

Los cambios en el epitelio del cuello uterino causados ​​por el VPH pueden detectarse mediante microscopía citológica de células descamadas con tinción de Papanicolaou (prueba de Papanicolaou).

El método de tinción de Papanicolaou es un método especialmente desarrollado que permite identificar con el más alto grado de certeza las enfermedades precancerosas tempranas del cuello.

Departamento de Obstetricia y Ginecología, Neonatología, Anestesiología y Reanimación, Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia (Dir. – Doctor en Ciencias Médicas A.I. Malyshkina), Ivanovo, Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia, Ivanovo, Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia, Ivanovo, Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de V.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia, Ivanovo, Rusia

Infección cervical asociada al virus del papiloma humano tipos 52, 58 y 59

Revista: Boletín ruso de un obstetra-ginecólogo. 2015;15(5): 10-14

Pareishvili V.V., Vakhromeev A.P., Sitnikova O.G., Nazarov S.B., Kuzmenko G.N. Infección del cuello uterino asociada a los tipos 52, 58 y 59 del virus del papiloma humano. Boletín ruso de un obstetra-ginecólogo. 2015;15(5):10‑14.
Pareishvili VV, Vakhromeev AP, Sitnikova OG, Nazarov SB, Kuzmenko GN. Infección cervical asociada con el virus del papiloma humano tipos 52, 58 y 59. Boletín ruso de obstetras y ginecólogos. 2015;15(5):10‑14. (In Russ.).
https://doi.org/10.17116/rosakush20151544-9

Departamento de Obstetricia y Ginecología, Neonatología, Anestesiología y Reanimación, Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia (Dir. – Doctor en Ciencias Médicas A.I. Malyshkina), Ivanovo, Rusia

El objetivo del estudio fue determinar la intensidad de los procesos de radicales libres y la actividad antioxidante en mujeres embarazadas con displasia indiferenciada del tejido conectivo. Material y métodos. El grupo principal consistió en 60 mujeres embarazadas que fueron examinadas a las 22, 36 y 40 semanas de gestación con displasia indiferenciada del tejido conectivo. El grupo de control incluyó a 30 mujeres embarazadas somáticamente sanas con un curso fisiológico del embarazo. Se estudió el estado funcional del sistema placentario mediante ecografía y dopplerometria, la reactividad del sistema cardiovascular fetal mediante cardiotocógrafo. La oxidación de radicales libres y la actividad antioxidante se determinaron mediante quimioluminiscencia inducida. Resultados. Se ha establecido que el síndrome de displasia indiferenciada del tejido conjuntivo durante el embarazo se acompaña del desarrollo de estrés oxidativo y un aumento de la actividad antioxidante. Conclusión. La displasia indiferenciada del tejido conectivo, que tiene una naturaleza generalizada de sus lesiones con participación en el proceso patológico del sistema reproductivo, se refleja en el curso del embarazo y el parto. Los resultados del análisis quimioluminiscente indican una alta concentración de radicales libres, el desarrollo de estrés oxidativo, un aumento de la actividad antioxidante en el cuerpo de mujeres con displasia indiferenciada del tejido conectivo, lo que dicta la necesidad de más investigaciones para determinar un conjunto de diagnósticos y preventivos. medidas para la displasia indiferenciada del tejido conjuntivo y el embarazo. Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

READ
Huevo de puntos negros

Departamento de Obstetricia y Ginecología, Neonatología, Anestesiología y Reanimación, Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia (Dir. – Doctor en Ciencias Médicas A.I. Malyshkina), Ivanovo, Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia, Ivanovo, Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia, Ivanovo, Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de V.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia

FSBI “Instituto de Investigación de Maternidad e Infancia de Ivanovo que lleva el nombre de I.I. VN Gorodkov” del Ministerio de Salud de Rusia, Ivanovo, Rusia

La alta prevalencia de la infección por el virus del papiloma humano (PVI), su papel comprobado en el desarrollo de neoplasias malignas de los órganos genitales indican la relevancia de este problema. Actualmente se conocen más de 150 tipos de virus del papiloma humano (VPH), de los cuales 40 causan enfermedades de la región anogenital. Según el grado de riesgo carcinogénico según la clasificación de la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer), en 2012 se distinguieron tres grupos de VPH: carcinogénicos – 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52 , 56, 58 y 59 -th (1er grupo), probablemente cancerígeno – 26, 30, 34, 53, 66, 67, 68, 70, 73, 82, 69, 85 y 97th (2do grupo: 2A, 2B), no cancerígeno – 6, 11 y otros (grupo 3). Todos los tipos se subdividen en ciertos grupos filogenéticos. De mayor interés clínico es el grupo filogenético α, que incluye los siguientes tipos de VPH de alto riesgo oncogénico (VPH HR): α5 (VPH 51), α6 (VPH 56), α7 (VPH 18, VPH 39, VPH 45, VPH 59 ), α9 (VPH 16, VPH 31, VPH 33, VPH 35, VPH 52, VPH 58) [1, 2]. La agrupación es importante para el seguimiento dinámico de una infección viral y una predicción más precisa de su desarrollo, ya que los diferentes tipos de VPH tienen un potencial oncogénico diferente, así como la capacidad de persistir [3, 4].

Se sabe que la prevalencia de diferentes genotipos de VPH, tanto en diferentes regiones del mundo como en Rusia, varía. Actualmente, los tipos de VPH “europeo” (16, 18, 31, 33, 45, etc.) y “asiático” (52, 58, 59, 65, etc.) se distinguen condicionalmente. Los tipos de VPH 52 y 58 pertenecen al grupo filogenético α9, los tipos de VPH 59 pertenecen al grupo α7 (ambos grupos son los más virulentos para el epitelio cervical), y estos tipos de virus son de gran interés clínico [5]. Cabe señalar que los tipos de VPH 52 y 58 hace 20 años eran extremadamente raros o no se presentaban en absoluto, mientras que en la actualidad su proporción es del 5,7 al 30,8% [6]. Se encontró que el riesgo de desarrollar carcinoma de células escamosas según la clasificación de la IARC es mayor para los tipos de VPH 52 y 58, tipo 59 – 1,08, el riesgo de desarrollar adenocarcinoma es mayor para el tipo de VPH 59.

READ
Qué es el virus del papiloma humano peligroso en las mujeres?

Según el metanálisis de 2012, que incluye 437 estudios, se obtuvieron los siguientes datos: para el VPH tipo 52, la tasa de infección general fue del 8 %, el número de casos de detección del VPH tipo 52 en NIC I fue del 13,8 %, en NIC II – 16,4, 10,2%, CIN III – 3,5%, con cáncer invasivo – 58%. La prevalencia general del VPH tipo 6,3 fue del 9,6 %, con NIC I: 12 %, NIC II: 9 %, NIC III: 4,4 %, con cáncer invasivo: 59 %. El VPH tipo 3,1 tiene una prevalencia del 5%, con NIC I la detección fue del 4,7%, NIC II – 2,2%, NIC III – 1,3%, con cáncer invasivo – 7% [52]. De acuerdo con la literatura, existen tasas contradictorias de prevalencia de tipos “asiáticos” de VPH en el cáncer de cuello uterino (CC). Así, la prevalencia del VPH 2,2 en casos invasivos oscila entre el 27 y el 8 % [15—58], el VPH tipo 1,6 se detectó entre el 28,5 y el 5 % [8, 10, 11, 13, 16, 17, 59], el VPH tipo 0,5 — en 2,2–11 % de los casos [12, XNUMX].

El cambio en la situación epidemiológica con respecto al VPH, junto con el cambio en la estructura de la NIC en los últimos años [1, 6, 18, 19], dicta la necesidad de continuar estudiando la prevalencia y el papel de los tipos de VPH con alto potencial oncogénico en NIC. Los datos sobre el estudio de la frecuencia de detección de los tipos “asiáticos” de HPV BP, incluidos los tipos 52 y 58, su papel en el desarrollo de enfermedades precancerosas del cuello uterino en la población femenina de Rusia son escasos. Autores nacionales han demostrado que los tipos de VPH 52 y 58 son la causa de citología anormal en el 22,4% [20].

El objetivo del estudio fue determinar las características del curso de la PVI cervical asociada con los tipos de VPH 52, 58 y 59.

material y métodos

Como resultado de la selección específica, 84 pacientes de 18 a 58 años con cuello uterino, causado por los tipos de VPH 52, 58 y 59, se incluyeron en el estudio prospectivo, examinados en una cita especializada para la patología del cuello uterino de la clínica prenatal de Omsk. . La edad media de las pacientes infectadas fue de 29,9±1,0 años (mediana y rango intercuartílico — 27 (23,0–32,5 años). Criterios de inclusión para el estudio: edad de 18 a 60 años, prueba de VPH cervical positiva para la presencia de Tipos 52, 58 y 59, consentimiento informado de la paciente Criterios de exclusión: embarazo y lactancia, negativa a participar en el estudio.

Los diagnósticos integrales incluyeron citología líquida (Bethesda, 2001); examen colposcópico; examen histológico de muestras de biopsia cervical y muestras endocervicales y detección avanzada para la detección diferencial de ADN del VPH, incluida la determinación de los tipos de HPV BP 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58 y 59 por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en tiempo real (sistema de prueba RealBest HPV DNA HRC genotype) [1]. Al interpretar la carga viral del VPH, tomamos en cuenta el umbral de importancia clínica: 3 lg por 10 5 células, el umbral de progresión (más de 5 lg por 10 5 células) [21].

El análisis de datos estadísticos se llevó a cabo utilizando el paquete Statistica 6, capacidades de MS Excel. En todos los procedimientos de análisis estadístico, el nivel crítico de significancia р se tomó igual a 0,05. La normalidad de la distribución se probó mediante la prueba de Shapiro-Wilk, y las hipótesis sobre la igualdad de varianzas generales se probaron mediante F– Criterio de Fisher. Los valores medios de la muestra de los rasgos cuantitativos se dan en el texto como M+SEDonde M es la media de la muestra, SE es el error estándar de la media. Cuando la distribución de valores en una serie diferente a la normal, se indicaron la mediana (P 0,5), el percentil 25 (P 0,25) y el percentil 75 (P 0,75). Al analizar las tablas de contingencia se estimaron los valores de las estadísticas de información de Kullback (estadística 2I).

READ
Eliminación de papilomas con láser en Moscú: eliminación con láser de papilomas en la cara y el cuello en la clínica Gradient

resultados

El 35±79,8% de los pacientes del grupo de observación tenían menos de 4,4 años (inclusive). La distribución de la infección cervical con los tipos de VPH 52, 58 y 59 según la edad fue la siguiente: edad reproductiva temprana (18-25 años) – 33 pacientes, mediana (26-35 años) – 34, mayores de 36 años – 17.

Se realizó un análisis de la frecuencia de las lesiones del cuello uterino asociadas al VPH, las cuales se dividen en clínica (condiloma exofítico), latente (sin cambios clínicos, morfológicos cuando se detecta ADN del VPH), forma subclínica (invisible a simple vista, asintomática , detectado solo durante la colposcopia y/o morfológicamente), CIN grado I-III y cáncer de cuello uterino [1]. No hubo casos de IVP clínica. Entre las mujeres infectadas, había pacientes con NIC (46-54,8%), una forma de infección relativamente latente sin sus manifestaciones clínicas (12-14,3%), una forma de infección subclínica (24-28,6%) y cáncer de cuello uterino (2 -2,4, cuatro%).

Según la gravedad del precáncer verificado histológicamente, se encontró CIN I en el 51,2 %, CIN II en el 32,5 % y CIN III en el 16,3 % de los casos.

Al analizar la frecuencia de formas de PVI asociadas a los tipos estudiados en función de la edad, llamó la atención la ausencia de diferencias significativas en la forma latente en todos los grupos de edad (р>0,05) (Tabla 1). A su vez, en presencia de patología cervical, la influencia del factor edad se manifiesta claramente. Por lo tanto, la forma subclínica de PVI dominó en pacientes en edad reproductiva temprana en comparación con pacientes de 26 a 35 años.р=0,05), que mostró un predominio de CIN (р=0,02). No hubo diferencias significativas en la gravedad de la NIC (grados I-III) en función de la edad. Se observaron dos casos de cáncer de cuello uterino asociado al VPH tipo 58 en un grupo de mujeres mayores de 36 años. Una línea recta de fuerza débil, una correlación estadísticamente significativa entre la forma de PVI y la edad (r S =+0,21; p= 0,0517).

Tabla 1. Formas de infección por papilomavirus asociadas a los tipos 52, 58 y 59, según la edad

Al estudiar la naturaleza de la infección (mono-, combinada), se encontró que la infección del cuello uterino con la participación de uno de los tipos estudiados de VPH se observó en 37 (44%) pacientes: tipo 52 – en 19, tipo 58 – en 13, 59- tipo — en 5 (Tabla 2). En 44 (52,4%) mujeres se observó combinación con otros tipos de VPH VPH 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51 y 56 (los tipos más frecuentes fueron el 16, 31 y 56), en tres casos, se observó una combinación de dos de los tipos 52, 58 y 59.

Tabla 2. Frecuencia de detección de VPH tipos 52, 58 y 59 en mujeres con PVI

Se prestó especial atención a la monoinfección de los tipos de VPH estudiados. Entre 37 mujeres en las que se identificó uno de los tipos (52, 58, 59), la distribución de formas de la enfermedad fue la siguiente: latente – en 5 pacientes, subclínica – en 12, CIN – en 19, cáncer – en 1 La neoplasia de cuello uterino (NIC y CC) ascendió a 20 (54%) casos con monoinfección, 28 (59,6%) casos con forma combinada, los cuales no tuvieron diferencias estadísticamente significativas (р=0,3973). La frecuencia de NIC con monoinfección de tipo 52 – 6 casos de 19 de este tipo, con monoinfección de VPH tipo 58 – 10 de 13, con monoinfección de VPH tipo 59 – 3 de 5 casos, cáncer de cuello uterino (1 caso) – con monoinfección con VPH tipo 58 (Fig. 1).

READ
Eliminación de papilomas durante el embarazo, ¿es posible eliminar

Arroz. 1. Distribución de las lesiones del cuello uterino asociadas al VPH en formas de infección monoinfecciosas y combinadas.

Se evaluó la carga viral de los tipos de VPH 52, 58 y 59 entre 84 mujeres infectadas (incluidas las infecciones mono y combinadas) (Tabla 3). En 30 casos, su nivel estaba por debajo del umbral de significación clínica, en 30 casos la carga viral de los tipos de VPH 52, 58 y 59 estaba en el rango de 3 a 5 lg por 10 5 células, en 33 casos la carga viral estaba por encima el umbral de progresión. La superación del umbral de progresión varió en el rango del 25-46,7% según el tipo de VPH (fig. 2).

Tabla 3. Distribución de los niveles de carga viral por tipos de VPH en el grupo de pacientes examinados (infección mono y combinada) Nota. * Aquí y en Tabla. 4: El número de observaciones de carga viral no coincidió con el número de pacientes examinados por coinfección.

Arroz. 2. Carga viral de VPH tipos 52, 58 y 59 en mujeres con PVI.

Al analizar la relación entre las formas clínicas de la IVP y el nivel de carga viral, se encontró un doble exceso de casos con carga superior a 5 lg por 10 5 células en mujeres con NIC: 25 frente a 10 (menos de 3 lg por 10 5 células). células) y 11 (de 3 a 5 lg por 10 5 células) casos, p=0,0091 (Cuadro 4).

Tabla 4. Dependencia de la forma de PVI en los tipos de VPH 52, 58 y 59 (monoinfección y combinación) de la carga viral

En el caso de la monoinfección, la forma latente no se acompañó de una carga por encima del umbral de progresión, la forma subclínica procedió en el contexto de superación del umbral de progresión en 1 caso frente a los 11 restantes, mientras que la NIC y el cáncer de cuello uterino — en 13 frente a 7 casos con menor carga viral (tabla 5). Se estableció una relación estadísticamente significativa entre la severidad de la forma PVI y el nivel de carga viral de los tipos 52, 58 y 59 (2I=16,29; p

Tabla 5. Formas de PVI en caso de monoinfección por VPH tipos 52, 58 y 59

Según estudios basados ​​en gran material clínico, entre varios grupos de edad, un aumento en el nivel de carga viral aumenta la gravedad del daño del VPH cervical [5, 20, 22-24]. Según el estudio de G. Shen et al. [25], se observó una correlación positiva entre el nivel de carga viral y el grado de daño en el cuello uterino. Nuestros datos prueban el efecto de la carga viral para los tipos de VPH 52, 58 y 59 en la progresión de la neoplasia cervical.

Hallazgos

1. Entre la cohorte de mujeres con infección por el virus del papiloma cervical asociado a los tipos de VPH 52, 58 y 59, una proporción significativa de mujeres menores de 35 años (79,8%).

2. Se ha establecido la naturaleza dependiente de la edad de la frecuencia de la forma subclínica de infección y neoplasia cervical en mujeres infectadas.

3. La infección por papilomavirus asociada a los tipos de VPH 52, 58 y 59 se acompañó de la presencia de NIC y cáncer de cérvix en el 57,1% de los casos.

4. Alta frecuencia de neoplasia cervical en monoinfección (54%), comparable a su frecuencia en combinación con otros tipos de HPV VR (59,6%; р>0,05), así como la relación entre la severidad de la lesión y el nivel de carga viral, confirman el alto riesgo de desarrollar precáncer y cáncer de cérvix en presencia de monoinfección por VPH tipos 52, 58 y 59.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: